El informe sobre el segundo Examen Periódico Universal (EPU) de derechos humanos, al que Ecuador se sometió en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), formuló alrededor de 65 recomendaciones.

La delegación ecuatoriana recibió el documento final la tarde de este miércoles por parte de los tres países que integraron la denominada troika (Congo, Cuba y Suiza), que se encargó de sintetizar las observaciones de los 73 estados que participaron en la evaluación a Ecuador en la sesión del pasado lunes.

Luego de una reunión para revisar el texto, la ministra de Justicia, Johanna Pesántez, informó que había “unas 65 recomendaciones” y que el gobierno de Rafael Correa resolvió no aceptar el 3%.

La funcionaria explicó que el informe final está en fase de edición y que se lo hará público hoy. Solo entonces, remarcó, “veremos un número definitivo (de recomendaciones)”.

La ministra indicó que los países que evaluaron a Ecuador el lunes pasado solicitaron que “continúe la implementación progresiva de los derechos humanos, pero sobre todo las recomendaciones se refieren a procesos de transformación del sistema de justicia, mejoras en el sistema penitenciario, la lucha contra la pobreza, temas de genero, entre otros”.

Pesántez reconoció que ayer se discutió un tema polémico como es la eliminación de la figura legal del desacato de la legislación ecuatoriana. Ella dijo que el Ejecutivo ya propuso eso en el proyecto de Código Integral Penal.

En el tema de la libertad de expresión, la ministra dijo que “lo único que nos piden (los evaluadores) es que se continúe reconociendo, como se lo hace en la Constitución y ley, lo que es el derecho a la libertad de expresión; pero este como otro más de los derechos del país”.

Sobre el porcentaje de recomendaciones que el Gobierno no acogerá, indicó que así se lo decidió porque esas observaciones son contrarias a la Constitución y la normativa internacional de la cual el Ecuador es signatario. Citó como ejemplo la consulta previa a las nacionalidades para obtener su consentimiento antes de ejecutar ciertos proyectos.

Dijo que otro tema que no será acogido es el que se relaciona con la base de la Comisión Interamericana, “cuando lo que dice la Convención Americana sobre Derechos Humanos es que la Corte es la que decide en el sistema interamericano”.

Esto, en respuesta a la recomendación de los evaluadores en el sentido de que Ecuador observe el artículo 19 de la Convención Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos en lo que respecta a la libertad de expresión y que garantice que las leyes sobre libertad de prensa guarden concordancia con los estándares internacionales.

Pesántez deberá comparecer mañana ante el Consejo de Derechos Humanos, donde se hará público el informe con todas las recomendaciones. Además el Gobierno deberá informar cuáles de ellas acogerá y cuáles rechazará.

Evaluación: A cargo de 73 estados
Logros positivos
Entre los avances en materia de derechos humanos se destaca: la promulgación de la nueva Constitución, medidas en pos de la erradicación de la pobreza y políticas de inclusión social para todos, los esfuerzos para eliminar el trabajo infantil, reformas al sistema de justicia, etc.

Preocupaciones
Los estados que evaluaron a Ecuador observaron los siguientes temas: las medidas adoptadas para asegurar que los jueces estén exentos de influencias indebidas (sea del sector público o privado) y la independencia del sistema judicial, la condición de las mujeres indígenas, las políticas en torno a la libertad de expresión, los pasos para combatir la trata de personas, entre otros.