Quito. El presidente Lenín Moreno afirmó que “siempre están abiertos” los canales de diálogo con alias Guacho, a quien se atribuyen los hechos terroristas en la frontera, pero dijo que no aceptará sus condiciones ni habrá canje de secuestrados por sus hombres detenidos en este país, como había exigido tras la captura de un equipo de prensa al posteriormente asesinaron.

“Yo entiendo que los canales del diálogo siempre están presentes, de forma particular lo que no vamos ya es a aceptar sus condiciones”, afirmó en entrevista con el canal colombiano NTN24, difundida en Ecuador.

“¿No hay canje?”, pregunta la entrevistadora, a lo que el Jefe de Estado respondió: “no, no hay canje”.  

“Ya nos engañó una vez”, dijo en alusión a Walter Patricio Arízala Vernaza, nombre que se atribuye a Guacho, quien estaría al frente de un grupo armado que secuestró y asesinó a los tres miembros del diario ecuatoriano El Comercio, capturado el 26 de marzo último; también se le señala como autor del nuevo secuestro conocido esta semana de una pareja de civiles ecuatorianos.

“Ya nos engañó una vez”, dijo en alusión a Walter Patricio Arízala Vernaza, alias Guacho, quien estaría al frente de un grupo armado que secuestró y asesinó a los tres miembros del diario ecuatoriano El Comercio.

El presidente añadió que “si te engañan una vez, la culpa es del otro, pero si te engañan dos veces, la culpa es tuya”.

En torno a si contemplaría un rescate militar de los dos ciudadanos retenidos en la zona fronteriza, dijo a la periodista que “entenderá que es una cosa reservada”.

Sobre el periodista, el fotógrafo y el conductor asesinados en la frontera y cuyas fotografías circularon desde Colombia, dijo que estaba dispuesto al “mayor sacrificio” para que regresaran con vida, pero jamás hubo la intención de Guacho de entregarlos.

Añadió que recuperar sus cuerpos es difícil porque se está tratando con un “enemigo invisible que no sabemos cómo va a reaccionar”, pero la Cruz Roja Internacional (CRI) se está encargando de este proceso.

“No está reaccionando como reacciona un ser humano normal, inclusive ha intentado extorsionarnos con los cuerpos (…) lo cual no hemos aceptado pero sí hemos aceptado la intervención de una institución que tiene mucho más experiencia, bastante más experticia y conocimiento que nosotros acerca de ellos que es la Cruz Roja Internacional”, aseveró.

Dijo que los operativos militares que emprendió su gobierno desde este viernes, cuando venció el plazo para que Guacho enviara una prueba de vida del equipo de prensa, serían detenidos al momento en que entre al lugar la CRI.

Esta semana el presidente Moreno también dio un plazo de 10 días a Guacho para que se entregue a la justicia y el mismo lapso para que sus ministros lo capturen, lo cual ratificó.

Apuntó que en esto se ha comprometido también el gobierno de Juan Manuel Santos y que “parece que realmente lo están haciendo”.

Dijo que alias Guacho lo que quiere es “poder seguir transitando con libertad la cocaína” pero su gobierno es ético que tiene que hacer la parte que le corresponde de impedir que esa droga llegue a cercenar vidas de jóvenes, de niños y familias en el mundo.

Confirmó que hace dos días fue identificado a un miembro de su seguridad personal vinculado al narcotráfico y está en marcha la investigación, y añadió que no permitirá que Ecuador se convierta en un narco-Estado.