Quito. El ministro de Seguridad Interna y Externa de Ecuador, Miguel Carvajal, señaló que el supuesto espionaje colombiano a altas autoridades ecuatorianas denunciado por un diario local es "hasta ahora es sólo una nota periodística".

"El Universo saca una nota periodística (sobre el supuesto espionaje) y hasta ahora esto no es más que una nota periodística. No podemos decir que es un hecho que ha ocurrido", señaló en una entrevista con el canal Gama TV.

Según un reportaje publicado por el diario El Universo, basado en una fuente presuntamente del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), agentes de ese servicio de inteligencia de Colombia habrían interceptado teléfonos de las oficinas del presidente, Rafael Correa, y de otras autoridades gubernamentales de Ecuador.

El ministro espera que el rotativo entregue la información que requiere la Fiscalía para indagar el tema.

"Me parece, no solamente como ministro, me parece, sobre todo, como ciudadano, que frente a temas tan delicados que afectan a la seguridad nacional y, aunque existe la capacidad de periodistas de proteger su fuente, frente a un tema tan delicado hay que entregar toda la información que se requiere para conocer exactamente quiénes son esa fuente para que el fiscal pueda hacer la investigación y conocer si efectivamente hubo o no el espionaje", comentó.

El funcionario recordó que Ecuador ya manejó información de que el DAS habría realizado operaciones de contrainteligencia entre marzo de 2008 y mediados de 2009 en su embajada en Bogotá y en sus consulados de otras ciudades del país vecino.

Señaló que el Gobierno, en noviembre pasado, ya expresó su preocupación a Colombia sobre ese asunto, en el marco de una reunión de la Comisión de Asuntos Sensibles, que estudia varios temas en los que discrepan ambos países dentro del proceso de restauración de las relaciones diplomáticas, rotas en marzo de 2008.

Ecuador rompió en 2008 sus lazos diplomáticos con Colombia después de un bombardeo del Ejército colombiano a un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio ecuatoriano, al considerar que esa operación violó su soberanía territorial.