Quito. El Gobierno de Ecuador desplazó este jueves a militares y policías a una zona minera en la amazonía del país, tras un incidente en un proyecto de exploración de una empresa china que dejó un policía muerto y varios uniformados heridos.

El presidente Rafael Correa declaró estado de emergencia por 30 días en la provincia amazónica de Morona Santiago, donde opera el proyecto de cobre Panantza-San Carlos a cargo de la empresa china ExplorCobres (EXSA).

El Gobierno calificó el incidente como un "ataque inesperado por parte de un grupo armado ilegal" contra el campamento minero La Esperanza, en tanto, comunidades indígenas aseguran que desde hace meses fueron desalojadas de sus territorios ancestrales para permitir la operación de la minera.

El estado de emergencia suspende derechos como la libertad de tránsito, entre otros.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), la mayor del país, solicitó la mediación de organismos internacionales y la Iglesia Católica para solucionar el conflicto en la zona minera.

"La empresa minera china Exsa se asentó desalojando a la comunidad Shuar, lo que avivó resistencia en contra de la minería (...) No son ningunos invasores", dijo el presidente de la CONAIE, Jorge Herrera.

No fue posible contactar de inmediato a la firma minera.

Movimientos indígenas y ecologistas se han opuesto al desarrollo de proyectos mineros y petroleros en la amazonía del país, argumentando un grave impacto ambiental.