El gobierno de Ecuador manifestó que pedirá explicaciones a Estados Unidos, sobre la aseveración difundida por Wikileaks de la ex embajadora en Quito, Heather Hodges, de que el presidente Rafael Correa "debió estar al tanto" de actos de corrupción de su ex comandante de Policía Jaime Hurtado.

En un comunicado oficial, la cancillería de Ecuador negó que Correa haya tenido conocimiento de los hechos denunciados y solicitó a la Fiscalía investigar la veracidad de las denuncias de corrupción y enriquecimiento ilícito que constan en los mensajes electrónicos, informó Dpa.

El documento indica que "el gobierno de Estados Unidos de América deberá rendir las correspondientes satisfacciones, sin perjuicio de las acciones diplomáticas que el Gobierno del Ecuador considere necesarias".

Señala que el gobierno no aceptará esa afirmación, atribuida a la ex embajadora, y abundó en que "además de ser inaceptable" al venir de un diplomático, resultaría "maliciosa y temeraria" de verificarse su autenticidad.

El gobierno ecuatoriano advirtió que se reserva la posibilidad de poner "las acciones diplomáticas"que considere necesarias.

La versión fue publicada este martes en la versión digital del diario español El País, sobre informaciones del sitio Wikileaks que relatan el contenido de mensajes de la diplomática en que se aseguran que actos de corrupción de miembros de la cúpula policial, en especial de Hurtado, eran públicos y que "algunos funcionarios de la embajada de EstadosUnidos creen que Correa debe haberlos conocido cuando hizo el nombramiento".

El cable, según El País, fue elaborado en junio de 2009 en un extenso recuento sobre Hurtado que asegura que usó su influencia personal para "apropiarse de dineros públicos, facilitó el tráfico de personas y obstruyó la investigación y enjuiciamiento de colegas corruptos".