Quito. Ecuador pedirá la nulidad de un fallo que obliga al país andino a cancelar unos 700 millones de dólares a la petrolera estadounidense Chevron, dijo el sábado el presidente Rafael Correa.

El martes, un panel de arbitraje dictaminó que las cortes ecuatorianas violaron leyes internacionales al demorar fallos en disputas comerciales entre Chevron y Ecuador.

"Vamos a buscar la nulidad de esa monstruosidad", dijo Correa en su informe semanal de labores, que fue pregrabada por el feriado de Semana Santa, al referirse al fallo del tribunal arbitral.

"Es una persecusión encarnizada de Chevron hacia el país por un juicio en el que nada tiene que ver el Gobierno", agregó el mandatario al señalar que el fallo es una "reversión de una sentencia" que ya fue a favor de Ecuador.

La Procuraduría del Estado, que actúa como abogado del Estado, dijo la semana pasada que evaluaba la posibilidad de pedir la nulidad del fallo del tribunal arbitral.

Correa atribuyó el fallo a una campaña de desprestigio en contra de Quito por parte de Chevron y para "desligitimar" al sistema de justicia del país.

El proceso que resultó a favor de Chevron es independiente a una demanda de daños ambientales contra la petrolera y que podría obligarla a pagar unos 27.000 millones de dólares en indemnización a comunidades de la Amazonia ecuatoriana.

El juicio entre comunidades de índígenas y campesinos y Chevron, que compró a Texaco en el 2001, lleva más de 16 años.

Las comunidades culpan a la petrolera de contaminar la selva y dañar su salud al verter millones de litros de agua con crudo durante su operación en áreas petroleras antes que Chevron cediera sus operaciones a la estatal Petroecuador.

La firma petrolera ha acusado al Gobierno de pretender intervenir en el sistema judicial en el caso ambiental. Las autoridades rechazaron las acusaciones.

Correa ha expresado públicamente su apoyo a las comunidades indígenas que demandan a la petrolera.

"Los imperios existen y hay transnacionales que se creen imperios. Pero tenemos que unirnos para enfrentar estos monstruos", concluyó Correa.