Quito. Frente a las protestas de los policías del país, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, intentó inútilmente dialogar con las tropas en el regimiento Quito 1.

El jefe de Estado intentó dirigirse desde la ventana de una oficina a los policías, pero la tropa subordinada respondió con gritos de “mentiroso”, informó El Universo.

Incluso, según informó CNN, los manifestantes le lanzaron agua al jefe de Estado.

Correa afirmó frente a las tropas: “señores si quieren matar al Presidente aquí está, mátenlo".

Correa afirmó frente a las tropas: “señores si quieren matar al Presidente aquí está, mátenlo, si les da la gana, mátenlo si tienen valor… pero seguiremos con una sola política de justicia y dignidad”,

 Añadió que “estamos haciendo justicia, estamos aumentando los sueldos, mejorando condiciones de trabajo, mejorando niveles de vida… si quieren destruir la Patria, aquí está, destrúyanla, pero este Presidente no dará ni un paso atrás… Viva la Patria”.

Correa dijo "qué pena que los actores de la patria se comporten de esta manera".

Añadió que "la Policía Nacional es bastión de la patria (...) los hemos apoyado", informó Telesur.

En tanto, el ministro de Seguridad Interna y Externa de Ecuador, Miguel Carvajal, dijo que “confiamos en que esta situación generada por la desinformación de los oficiales será solventada porque contamos en que todo entrará en la normalidad en pocos momentos".

Los policías ecuatorianos protestaban en rechazo a una reforma legal que elimina beneficios económicos para la fuerza.

CRE señaló que cuando Correa salió del lugar, la comitiva de seguridad no se dio abasto para controlar a los manifestantes.

 Además de arrojarle agua al jefe de Estado, se detonaron dos bombas lacrimógenas, lo que causó caos en los exteriores del Regimiento.