El gobierno ecuatoriano pretende ampliar el debate a nivel regional sobre la necesidad de aprobar una ley que regule el contenido de los medios de comunicación, como la que impulsa en este momento el oficialismo en la Asamblea Nacional.

Este jueves el canciller, Ricardo Patiño, señaló que por la trascendencia del tema conviene que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) aborde la situación de los medios de los doce países miembros del organismo regional.

“Así como se trata la infraestructura vial, comercio, inversiones... el peso de la comunicación es tremendamente importante y no debería de dejar de tratarse en el seno de la Unasur”, expresó.

Estas declaraciones las realizó durante la apertura de la sede temporal de la Secretaría General de la Unasur, en el edificio que funcionaba la Academia Diplomática, en el norte de Quito, junto a la secretaria del organismo, la excanciller colombiana María Emma Mejía.

Para Patiño los países se han olvidado de analizar el tema de los medios de comunicación, el derecho a la libertad de información, con cuyos contenidos dijo se pueden crear sociedades violentas o solidarias, como generar valores o antivalores.

Mejía señaló que el tema no ha sido planteado oficialmente por el presidente Rafael Correa a la secretaría de la Unasur, pero al tratarse de un foro político por excelencia podría ser incorporado en cualquier momento en la agenda de temas.

“Si los presidentes quieren llevar el tema a un debate no me voy a oponer a eso. Creo que de pronto puede ser inclusive hasta sano llevar distintas modalidades”, consideró.

Mejía, quien fue designada secretaria general de la Unasur, el pasado 11 de marzo, en reemplazo del fallecido presidente de Argentina, Néstor Kirchner, se instaló en Quito para continuar con el trabajo de consolidación de la Unasur.

En el acuerdo que firmaron ayer, Patiño y Mejía se establecen privilegios e inmunidades a los funcionarios de la Secretaría General, según destacó Mejía, quien ocupará el cargo hasta mayo del 2012. Para la diplomática, la apertura de la sede significa “un importante paso en la construcción de la institucionalidad de Unasur”.

La sede temporal de la Unasur se calcula que será para dos años, luego pasará a la Mitad del Mundo.

Otros proyectos. La Unasur plantea desarrollar proyectos de infraestructura por unos US$96.000 millones en la próxima década. Se trata de unas 500 iniciativas que están siendo evaluadas por el Consejo Suramericano de Infraestructura y Planeamiento (Cosiplan), anunció la secretaria general María Emma Mejía.