Ningún soldado de las Fuerzas Armadas ni de la Policía Nacional irá a la Escuela de las Américas, ratificó el Presidente de la República, Rafael Correa, por considerar que en esta entidad castrense estadounidense se enseñaron prácticas de tortura que fueron aplicadas por dictadores latinoamericanos.

Durante el enlace ciudadano emitido hoy desde Yaruquí, Pichincha, el Jefe de Estado firmó un acuerdo mediante el cual se hace efectiva dicha prohibición.

Se presentó un documental en el que se asevera que 65.000 militares latinoamericanos se graduaron en dicha escuela y de ellos 600 se convirtieron en dictadores y torturadores.

Asimismo, el Jefe de Estado recordó algunas de las matanzas ordenadas por represores como el caso de seis religiosos jesuitas en la Universidad Centroamericana (UCA), registrada en 1989 por el ejército salvadoreño.

“No quiero decir que todos sean torturadores, de allí también han salido valiosos soldados”, manifestó el Mandatario.

Además, recordó que el coronel ecuatoriano Mario Pazmiño, ex jefe de inteligencia militar y ahora crítico del Gobierno Nacional, también pasó por las aulas de la Escuela de las Américas.

Finalmente, el Presidente indicó que se llevará una propuesta a la Unasur para que se cree la Escuela de Nuestra América, que estará basada en el respeto a los derechos humanos, dignidad y soberanía de la región sudamericana.