Quito. En el marco de una reunión con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, rechazó que Honduras regrese al organismo.

El ministro de RR.EE. ecuatoriano explicó que para su país “no es aceptable el retorno de Honduras a la OEA, mientras no haya una clara sanción o inicio de enjuiciamiento contra los responsables del golpe militar”.

Si bien en la asamblea general de la OEA fijada para el 30 de julio, los países miembros recibirán el informe de la Comisión de la Verdad que investiga el golpe de Estado contra el ex presidente Manuel Zelaya, que determinaría responsables del hecho, para el gobierno ecuatoriano aún es prematura la resolución que entregará dicha instancia, indicó El Ciudadano.

Patiño explicó que “nosotros pensamos que no es el tiempo todavía, la información no es suficiente, análisis políticos y jurídicos no han sido suficientemente desarrollados, para que una asamblea se pueda hacer en tan corto tiempo”.

La administración de Correa no acepta el argumento de que ya ha pasado un año y es tiempo de que Honduras regrese a la OEA, pues considera que sería un pésimo precedente para la democracia en el hemisferio

Por su parte, José Miguel Insulza señaló que “el retorno (de Honduras) lo deciden los países miembros y yo creo que ellos tiene que ser satisfechos en sus principales inquietudes y en eso estamos trabajando”.

Por ello agregó que “la decisión de reconocer o no a un Gobierno no es una decisión de la Organización de Estados Americanos, sino una decisión de cada gobierno”.