Quito. El gobierno de Ecuador rechazó este viernes un comunicado emitido el pasado 6 de abril por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) contra los gobiernos de Ecuador, Cuba y Venezuela, a los cuales acusa de supuestas violaciones a los derechos humanos.

El gobierno de Quito hizo público su rechazo a través de un comunicado difundido por la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom).

La SIP divulgó un comunicado a propósito de la VII Cumbre de las Américas que se realiza en Panamá.

En la nota "se realiza una amenaza velada a la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuando conmina a los gobernantes del continente a no ser 'indiferentes' ante las supuestas violaciones a los derechos humanos que 'cometen' los gobiernos de Raúl Castro, Rafael Correa y Nicolás Maduro", señaló Secom.

Frente a ello, el gobierno ecuatoriano señaló que "estas afirmaciones se inscriben en los sistemáticos ataques que nuestros países han recibido continuamente y que, a propósito de su participación en la cumbre, se han intensificado".

"Este tipo de manifestaciones solo pueden entenderse como expresiones interesadas de un grupo de empresarios que pretende arrogarse la representación de los ciudadanos", indicó la Secom.

De igual forma criticó a la SIP por su "complicidad" ante las violaciones cometidas por los gobiernos militares que gobernaron América Latina en las décadas de los años 70 y 80.

Destacó que, a diferencia de la Ley Orgánica de Comunicación que rige en Ecuador, la SIP no ha garantizado los derechos de expresión y de conciencia del periodista frente al propietario del medio.

Tampoco ha dicho nada sobre el derecho a la réplica de aquellos ciudadanos agredidos, cuya honra se ha visto afectada por publicaciones falsas o tergiversadas, agregó.

"En estos términos, resulta irónico que ahora la SIP señale al gobierno ecuatoriano y lo acuse, ignorando deliberadamente los históricos avances democráticos en el ámbito de la comunicación y los Derechos Humanos que se han logrado durante el gobierno", subrayó la Secom.

Añadió que en Ecuador no existen limitaciones para el ejercicio periodístico y se garantiza la libertad de expresión.