Quito. Ecuador suspendió las comunicaciones al fundador de Wikileaks, Julian Assange, asilado desde 2012 en la embajada ecuatoriana en Londres, después de que cuestionara en Twitter la detención del ex presidente catalán Carles Puigdemont en Alemania.

"El Gobierno de Ecuador suspendió los sistemas que permiten a Julian Assange comunicarse con el exterior desde la embajada ecuatoriana en Londres", informó este miércoles la Secretaría de Comunicación en una nota de prensa en la que afirma que la decisión comenzó a aplicarse este martes.

"Injerencia en relación a otros Estados". El Gobierno de Lenín Moreno argumenta que "la medida fue adoptada ante el incumplimiento por parte de Assange del compromiso escrito que asumió con el Gobierno en diciembre de 2017 por el que se obligaba a no emitir mensajes que supusieran una injerencia en relación a otros Estados".

Ecuador advirtió a Assange que con sus mensajes en las redes sociales "pone en riesgo las buenas relaciones que el país mantiene con Reino Unido, con el resto de Estados de la Unión Europea y otras naciones".

Ecuador advirtió a Assange que con sus mensajes "pone en riesgo las buenas relaciones que el país mantiene con Reino Unido, con el resto de Estados de la Unión Europea y otras naciones".

Además indicó que la medida de suspender las comunicaciones al exterior es para "prevenir potenciales perjuicios". El Ejecutivo ecuatoriano "mantiene además abierta la vía a la adopción de nuevas medidas ante el incumplimiento del compromiso por parte de Assange", advirtió.

Después de sucesivas peticiones por parte de la Cancillería ecuatoriana, Assange había vuelto el pasado lunes a manifestarse sobre cuestiones políticas que afectan a otros países, cuando criticó por Twitter la decisión del Gobierno británico de expulsar a diplomáticos de Moscú en respuesta al envenenamiento del espía doble ruso Serguéi Skripal.

"Alemania tiene su primer preso político". Respecto a Puigdemont, Assange criticó en Twitter la detención en Alemania del independentista. Entre otras cosas, el fundador de Wikileaks escribió que "Alemania tiene su primer preso político".

Assange se encuentra asilado en la embajada de Ecuador en Reino Unido desde 2012 en protección por la posibilidad de que sea extraditado a Estados Unidos por la revelación de Wikileaks de documentos secretos de ese país sobre las guerras en Irak y Afganistán.

En diciembre recibió la nacionalidad ecuatoriana, en una tentativa de poder llevarlo al país sudamericano declarándolo funcionario diplomático, una posibilidad que fue rechazada por Londres.