La parroquia El Pangui, en Zamora Chinchipe, es este jueves el punto de encuentro de varias organizaciones sociales, encabezadas por la Conaie, para empezar a movilizarse a Quito en rechazo a las políticas del gobierno del presidente Rafael Correa.

Según los organizadores de estas protestas, 3.000 personas partirán desde este sitio a las 09:00 (hora local) con destino a la capital del país, a donde esperan arribar este 22 de marzo. Antes, a las 05:00 de hoy, se someterán a un ritual de bendición indígena.

Este miércoles, el director ejecutivo de la Agencia Nacional de Tránsito, Mauricio Peña, dispuso a su filial en Zamora la prohibición de emitir salvoconductos y permisos de abandono de frecuencias de transporte durante este mes. El anuncio vino acompañado de la advertencia de que quien incumpla la disposición se arriesga a perder el permiso de operación.

Al respecto, el presidente de la Conaie, Humberto Cholango, anunció que pese a las trabas que les ha puesto el gobierno, la movilización avanzará hasta llegar a Quito. En el mismo sentido se pronunció el prefecto de Zamora Chinchipe, Salvador Quishpe, quien indicó que la ruta que recorrerá parte de la Amazonía, el Austro y la Sierra central, en dos semanas hasta llegar a Quito, la cubrirán a pie, en transporte público o en vehículos privados.

Marcelo Larrea, del Movimiento Participación, que se ha sumado a la movilización indígena, dijo que esta negativa viola el artículo 66 de la Constitución de la República, que establece la libertad de tránsito para todas las personas. Por eso no descartan denunciar ante las fiscalías provinciales a las autoridades de tránsito y a los intendentes de Policía que no entreguen esos salvoconductos.

La ministra Coordinadora de Desarrollo Social, Doris Soliz, insistió en que las marchas opositoras buscan desestabilizar al gobierno y anunció que a las movilizaciones del oficialismo acudirán ministros y otros funcionarios.

Quienes no han tenido problemas para conseguir permisos son las organizaciones sociales afines al gobierno, que esperan movilizar hoy unas 30.000 personas en Quito para celebrar el Día de la Mujer y defender, según dicen, la democracia.

Rodrigo Collahuazo, del Seguro Social Campesino, explicó que “como ya hay una experiencia previa (para lograr permisos), entonces conocemos el mecanismo y no hemos tenido inconvenientes”.

Los partidarios del régimen se reúnen este miércoles desde las 08:30 en el parque El Arbolito y prevén caminar hasta la Plaza Grande para respaldar al presidente Correa.

Desde ese mismo sitio, pero a las 15:30, la Unión Nacional de Educadores (UNE) y otras organizaciones que se oponen al gobierno se dirigirán hacia la Asamblea para entregar unas 70.000 firmas y pedir Reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI).

La toma de El Arbolito por parte del oficialismo empezó este miércoles con la convocatoria a un encuentro de jóvenes para discutir sobre equidad de género. Allí se repartieron carpetas y pañoletas con logotipos que llaman a “defender la democracia”, iguales a los que vienen usando los organizadores de las marchas oficialistas.

Incluso uno de los animadores del evento, identificado como Paúl Almeida, hizo un llamado a profundizar la Revolución Ciudadana y lanzó la arenga “patria o muerte”, que no tuvo acogida entre los estudiantes. Junto a este encuentro, un grupo de trabajadores armaba un escenario que, según dijeron, sería usado hoy por el movimiento PAIS.

Similares logotipos se pudo observar en la presentación del Plan de Becas de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) a donde acudieron cientos de estudiantes secundarios de Quito.

En ese marco, la ministra Coordinadora de Desarrollo Social, Doris Soliz, insistió en que las marchas opositoras buscan desestabilizar al gobierno y anunció que a las movilizaciones del oficialismo acudirán ministros y otros funcionarios.

A la movilización indígena contra el régimen se han sumado el Frente Unitario de Trabajadores, la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador, la Unión Nacional de Educadores, entre otros.

A favor del régimen, el Pueblo Montubio, Negro y Cholo del Ecuador, la Coordinadora de Movimientos Sociales por la democracia y el Socialismo.