Guayaquil. Si el Reino Unido no concede el salvoconducto, el gobierno ecuatoriano plantearía la vía de conseguir garantías plenas, suficientes y escritas para que no sea extraditado Julian Assange a ningún otro país, sostuvo el canciller Ricardo Patiño al responder un cuestionamiento de un ciudadano que participó del conversatorio que se desarrolló en el edificio del gobierno del Litoral, en Guayaquil.

Indicó que han insistido al Reino Unido que le otorgue un salvoconducto a Assange, porque le concedieron asilo, pero el gobierno británico no reconoce el asilo como una figura de las relaciones diplomáticas entre los países y, por tanto, no están obligados a conceder el salvoconducto.

El canciller manifestó su preocupación por el traslado de Assange a Suecia o a un tercer país, porque puede ser muy flexible y cordial con Estados Unidos y aceptar su extradición.

“Por eso planteamos que Suecia no lo extradite a Estados Unidos ni a ningún otro país; así como la idea de conversar con el Reino Unido y Suecia para ver si podemos lograr garantías plenas, suficientes y escritas, incluso con la participación de países amigos, a fin de estar seguros que Assange se quedará”, puntualizó Patiño.

Planteó como última alternativa, presentar un requerimiento ante la Corte Internacional de La Haya, a través de la cual se solicitará al Reino Unido que le dé un salvoconducto al asilado político, aunque consideró que es un camino muy largo y además difícil hasta conseguir la resolución de este organismo.

Patiño aseguró que no abandonarán al Fundador de Wikileaks y que no permitirá que se ponga en riesgo su vida, ya “nos hemos comprometido con nuestra posición y principios y no lo vamos a abandonar”, dijo.