“Ave MashiRafael los que te vamos a matar te saludamos”, fue el mensaje colgado en Twitter hacia el presidente Rafael Correa, el pasado 10 de noviembre, desde la cuenta @wacker600. Con él se abrió un juicio contra su autor y un debate sobre la responsabilidad judicial que podrían enfrentar los tuiteros por lo que escriben en la red social.

En una orilla, los oficialistas encabezados por el mandatario consideran que los mensajes en Twitter deben ser judicializados y en la otra, los críticos consideran que se trata de un espacio para expresar su posición sin retaliaciones.

Para Correa las amenazas en Twitter deben ser investigadas, pues se determinaría si se trata de un psicópata u organización criminal, o simplemente de la broma de un adolescente.

Con esos argumentos justificó en su último enlace sabatino la indagación judicial que reveló al presunto autor de la supuesta amenaza hecha a través de @wacker600.

La pesquisa derivó en la detención el jueves del cuencano Javier Genovez Solano, un ingeniero civil de 44 años, con fines investigativos.

Él ofreció disculpas al presidente aduciendo que su mensaje fue producto de un exabrupto. Este las aceptó y Genovez quedó en libertado el viernes.

El caso se cerró con un “por mí no ha pasado nada”, declaró el sábado el Jefe de Estado.

Pero en Twitter, la detención provocó rechazo. Cecilia Rodríguez, en su cuenta @cecifoto, escribió: “Eso es puro cuento que a @MashiRafael lo amenazan, todos los dictadores cobardes inventan magnicidios para dárselas de buenos, patético”.

El usuario Álvaro Cevallos P. dirigió el sábado un mensaje a Correa, desde su cuenta @fanofthemoon: “@MashiRafael no creas todo lo que dice internet y ten presente que #nunca podrás detener a todos los que están en contra de ti en la red”. A lo que el Mandatario respondió: “Para amenazas de muerte? Qué ridículo!”.

En su último enlace Correa incluso instó a realizar una consulta popular para conocer si los ecuatorianos estaban de acuerdo con que cualquier tuitero puede amenazar.

La comunidad tuitera rechazó estas expresiones y creó un hashtag #cierralacuentamashi.

El usuario 038 Chamber’s Inc opinó en su cuenta @rAylOzelLadron: “Una consulta popular por redes sociales tiene un costo de $0 parece la justificación de un gasto más verdad?”.

Iván Stalyn escribió: “Sr @mashirafael, 3 semanas pa encontrar twittero mala fe. Van 2 años y ni siquiera se investiga asesinato por sicariato de mi padre. No es justo”. Y Francisco Endara D., en su usuario @franciscoendara manifestó: “Porq quienes defendemos la libertad de expresión somos difamados por tus medios ‘públicos’ y acá si sabemos la realidad”.

Correa no respondió este domingo al planteamiento de que cierre su cuenta, es más, la aprovechó para contestar a críticas, como las recientes reformas tributarias. A @RiChiang le dijo: “Cuánto paga Ud. de impuestos? Leyó la reforma? No se preocupe, gracias a los impuestos, podemos combatir la ignorancia”.

Además fustigó a la prensa con respuestas como: “Ud. me conoce o ve tan solo lo que saca la prensa?” (al usuario @merlinadelgolfo); y “Entonces... Qué dijo contra la permanente campaña de prensa acusándonos de “populistas” por subsidios heredados?” (@CeciJN12).

También, el mandatario justificó el gasto destinado a publicidad en la proforma del 2012 contrastando lo que, según él, invierte el Cabildo guayaquileño: “@pablihno Aprox. 12 millones para todo el gobierno nacional. Cuánto gasta el Municipio de Guayaquil?”.