Quito. Ecuador y Estados Unidos avanzan hacia la normalización de sus relaciones diplomáticas con la designación de nuevos embajadores, tras cinco meses de haber permanecido acéfalas sus misiones por una disputa causada por comentarios divulgados por WikiLeaks.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, informó que Washington designó a Adam E. Namm, un funcionario de carrera de la diplomacia estadounidense, como nuevo embajador en el país andino.

Quito por su parte nombró a su actual ministra de la Producción, Nathalie Cely, como embajadora de Ecuador en Estados Unidos. El Gobierno de Rafael Correa aún espera la autorización de Washington para que Cely pueda asumir sus funciones.

"Hemos ido paulatinamente avanzando hacia este nivel de consolidación, de recuperación de la normalidad en las relaciones con el nombramiento de los embajadores", sostuvo Patiño a periodistas.

El gobierno de Correa declaró en abril "persona non grata" a la entonces embajadora de Estados Unidos en Quito, Heather Hodges, en reacción a comentarios realizados por la diplomática sobre una supuesta corrupción policial en Ecuador y que fueron publicados en WikiLeaks.

En respuesta, Washington pidió al embajador de Ecuador, Luis Gallegos, retirarse de la misión, colocando las relaciones de ambas naciones a nivel de encargados de negocios.

Desde abril ambos países comenzaron conversaciones hasta designar a los nuevos jefes diplomáticos y superar el "impasse" que afectó sus relaciones formales.