Durante una audiencia en las oficinas del departamento de Estado, en Miami (Florida), que duró cuatro horas y media, el ex director de Opinión de diario El Universo, Emilio Palacio, expuso sus argumentos por los que solicitó el asilo político al gobierno de Estados Unidos.

Palacio y los tres directivos del Diario, Carlos, César y Nicolás Pérez, fueron sentenciados a tres años de prisión y al pago de US$40 millones al presidente de la república, Rafael Correa, por una demanda por injurias planteada por el artículo de opinión ‘No a las mentiras’, publicado en febrero del 2011.

El ex editorialista acudió a las 08:00 a la audiencia acompañado de sus abogados Sandra Grossman y Jorge Alvear, posteriormente llegó su esposa y sus dos hijos. “La cita fue para ampliar la información de asilo político que presenté hace varias semanas”, sostuvo Palacio a través de una entrevista telefónica con este Diario.

Palacio alegó ante las autoridades que es víctima de persecución política en Ecuador por sus opiniones críticas sobre el gobierno de Rafael Correa.

Se mostró convencido de que el caso está fundamentado y confía en que las autoridades le concederán el asilo en EE.UU.

En los documentos presentados a las autoridades de Miami para pedir el asilo político para él y su familia, Palacio argumentó que fue obligado a dejar Ecuador para escapar a una continua campaña de hostigamiento y persecución implementada en su contra por el presidente Correa y otros funcionarios del Gobierno.

Además señaló que dicha persecución se originó hace cinco años atrás y, por ello, abandonó el país para proteger a su familia y su integridad.

Argumentó que le negaron un debido proceso y la oportunidad de defenderse, porque todas sus pruebas fueron rechazadas por los jueces que llevaron el proceso hasta la segunda instancia.

Palacio explicó que le resultaba más conveniente pedir asilo a un país latinoamericano cercano a Ecuador como Perú, Colombia o Argentina, pero que debido a las excelentes relaciones de amistad que existen con el jefe de Estado ecuatoriano le resultaba riesgoso.

“Solo me quedaba la opción de Estados Unidos”, manifestó el periodista de 58 años, quien vive junto a su familia en Miami desde agosto pasado.

Para el exeditorialista, solo queda esperar que vía correo electrónico le respondan si la solicitud fue aceptada o no. Este trámite puede tardar varias semanas, pero máximo seis meses para conocer la respuesta.

Según la agencia de noticias AP, luego de que trascendiera que Palacio pidió asilo, el cónsul de Ecuador en Miami, Eduardo Rivadeneira, dijo que el periodista “no es un perseguido político como él afirma” y “es bienvenido de volver a su patria y continuar ejerciendo su rol en el ámbito del periodismo cuando lo desee”.

Ante esto Palacio consideró que son las mismas mentiras de siempre y que si regresa al país irá a la cárcel, además dijo que las declaraciones de Rivadeneira no pueden interferir en su pedido, porque considera que las autoridades estadounidenses “se basan en pruebas y no en palabras”.