Madrid, EFE. La numerosa comunidad ecuatoriana en España se prepara para las elecciones presidenciales y legislativas del próximo día 17, desde la indiferencia o la crítica, en algunos casos, y el entusiasmo en otros.

De los 191.964 ecuatorianos electores que viven por Europa, Asia y Oceanía, 135.475 residen en España, según la Embajada de Ecuador, lo que convierte a este país, donde habitan alrededor de medio millón de ecuatorianos, en punto fundamental para los próximos comicios.

Para poder ejercer el derecho al voto, que no es obligatorio para los residentes en el exterior, los ecuatorianos han de estar empadronados previamente en el registro electoral.

La promoción para ejercer este derecho ha sido una constante durante los últimos meses, tanto desde las asociaciones como por parte de las autoridades ecuatorianas, aunque la interpretación que de esta campaña se hace difiere entre unos y otros.

"Desde las autoridades lo que se busca es el voto para el propio partido, esa es la campaña", señaló a Efe Aída Quintana, representante de la Federación Nacional de Asociaciones de Ecuatorianos en España (FENADEE).

Quintana afirma que los ecuatorianos residentes en España están más preocupados por la realidad, con los problemas de desempleo e hipotecas, y son conscientes de que "cuando hay elecciones es cuando los partidos políticos se acuerdan de nosotros".

La representante de la FENADEE lamentó las trabas que hay, a su juicio, para poder ejercer el derecho al voto: "No basta con ser ecuatorianos, tenemos que estar empadronados. Hay muchísima dejadez por parte de las autoridades", argumentó.

Una opinión que comparte Juan Carlos Lucero, presidente de la Coordinadora Nacional de Ecuatorianos en España (CONADEE), quien comenta a Efe que el interés por estas elecciones es "mediano, estamos unidos a Ecuador pero nos preocupa más la vida cotidiana".

Lucero pone como ejemplo de dificultades la situación de la numerosa comunidad ecuatoriana residente en la ciudad de Mazarrón, que tendrían que "desplazarse 90 kilómetros hasta Murcia (sureste) con el consiguiente gasto en transporte y pérdida de tiempo" para poder votar.

Y por ello dice que se estaría incumpliendo la ley electoral que establece que en las localidades donde hay 500 ecuatorianos debe abrirse un recinto electoral, una denuncia que se une a la de Quintana, quien afirma que desde los consulados ecuatorianos se ha repartido propaganda del movimiento oficialista Alianza País.

Unas acusaciones que desmiente tajantemente la Embajadora de Ecuador en España, Aminta Buenaño, en declaraciones a Efe.

"En los consulados nunca se ha repartido panfleto de ningún partido, lo que sí que hay son los programas del Gobierno, que es diferente", dijo.

Y acerca de la obligación de abrir un recinto electoral donde haya 500 ecuatorianos, Buenaño aclaró que la Ley se refiere a las localidades en las que haya 500 ecuatorianos pero que estén empadronados en el censo electoral.

La Embajadora valoró el hecho de que se vayan a abrir 17 recintos electorales con 287 juntas receptoras del voto por toda España y que el número de empadronados haya ascendido alrededor de un 15 % con respecto a las anteriores elecciones.

"El voto para los residentes en el exterior es facultativo y la participación en las anteriores elecciones fue del 30 %, una cifra que esperamos superar", explicó.

Un optimismo compartido por Vladimir Pascuel, representante de la Asociación Hispano-Ecuatoriana "Rumiñahui", quien asegura que "los ecuatorianos están entusiasmados por esta fiesta de la democracia".

Pascuel achacó el bajo número de empadronados electorales al "carácter de movilidad del colectivo emigrante" y aseguró que la campaña para promoverlo se ha ampliado.

"Además, antes había recintos electorales sólo en las principales ciudades, hoy están repartidos por toda España. Es verdad que hay que seguir extendiendo la participación pero estamos satisfechos", concluyó.

Los cuatros coincidieron en animar a los ecuatorianos para que ejerzan su derecho al voto el próximo día 17 y que lo hagan con "civismo, transparencia y orgullo", puntualizó Buenaño.