Quito. La mayoría de los ecuatorianos votó este domingo a favor de eliminar la figura de la reelección presidencial indefinida, según datos oficiales parciales, bloqueando la posibilidad de que el expresidente Rafael Correa regrese al poder.

El resultado, una contundente victoria para el mandatario Lenín Moreno, implicará un cambio a la Constitución del 2008 y a otras leyes.

Moreno llamó al referéndum vinculante para acabar con lo que dijo es la corrupción resultante cuando un mandatario se perpetúa en el poder. Pero sus rivales lo ven como un intento de desmantelar el legado de Correa, con quien Moreno rompió luego de haber asumido y después de haber sido su vicepresidente.

"No volverán ya los viejos políticos, tienen la obligación de renovarse", dijo Moreno minutos después de anunciado el conteo rápido. "Todos estamos obligados a respetar y honrar la voz de nuestro pueblo", agregó.

Con el 70,5% de las actas escrutadas, un 64,66% de los ecuatorianos apoyaba la propuesta de eliminar la reelección indefinida. El resto de las preguntas obtenía un aval similar.

La tendencia del escrutinio parcial confirmó la de un conteo rápido previo difundido por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

"Con este claro porcentaje es difícil que los resultados cambien en el transcurso de la noche", dijo Ana Marcela Paredes, vicepresidenta del CNE, sobre el escrutinio que se espera concluya el lunes.

Moreno anunció que se comenzará a aplicar inmediatamente los cambios a la Constitución y que en un plazo de 30 días el Congreso aplicaría los mecanismos para su implementación.

Con el resultado del domingo, el gobierno de Moreno ha consolidado su posición para poder cambiar a funcionarios vinculados al gobierno de Correa y emprender otras acciones para apuntalar la decaída economía y combatir la corrupción.

"Voté por el 'Sí' para que este gobierno cambien las políticas que se aplicaron con Correa y que fueron mal empeladas en perjuicio del pueblo. Ahora hay que esperar esos cambios que ofrece Moreno", dijo Guillermo Montaño, un militar retirado de 54 años, tras conocer los resultados oficiales.

 

"La lucha sigue". Correa ha llamado a su sucesor "traidor" acusándolo de querer revertir los cambios políticos y económicos de la última década y tendió puentes con dirigentes, empresarios y medios de comunicación con quienes mantuvo disputas como gobernante.

La figura de la reelección indefinida de autoridades fue incluida en la Constitución con una reforma aprobada por la Asamblea Nacional en el 2015 y fue impulsada por el propio Correa, quien declinó postularse para los comicios del 2017.

"La lucha continúa. No podemos aceptar en un Estado de Derecho, tamaño rompimiento constitucional", escribió Correa en su cuenta de Twitter, después de conocerse el conteo rápido.

Correa aún cuenta con mucho apoyo popular -en gran parte por el fuerte gasto social durante su gobierno- y regresó de Bélgica para liderar la campaña contra el referéndum y convertirse en la cara visible de la oposición al Gobierno.

Además de eliminar la reelección indefinida, Moreno propone renovar a un ente nominador de autoridades de control, sanciones a funcionarios acusados de corrupción, evitar que los abusos a menores prescriban, limitar la minería metálica y la explotación petrolera en zonas protegidas, y derogar una ley de plusvalía que imponía un impuesto para la compra y venta de propiedades.