Washington.- Estados Unidos condenó el miércoles la muerte de un político opositor en Venezuela y sostuvo que el gobierno del presidente Nicolás Maduro está involucrado en el hecho.

"Estados Unidos condena la implicación del régimen de Maduro en la muerte del concejal opositor venezolano Fernando Albán", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

El texto agregó que el opositor murió "mientras estaba bajo custodia del servicio de inteligencia de Venezuela".

Washington también pidió la liberación de todos los presos políticos venezolanos y que el gobierno de Maduro "restablezca la democracia en Venezuela y evite más sufrimiento y derramamiento de sangre".

El comunicado agregó que el gobierno del presidente Donald Trump continuará aumentando la presión sobre el tema.

El Ministerio de Comunicación e Información venezolano no respondió de inmediato una solicitud de comentarios.

Las autoridades en Caracas han dicho que el concejal se suicidó saltando por una ventana de la sede de un organismo de inteligencia, mientras que su partido Primero Justicia dijo que fue asesinado.

Albán, de 56 años, fue detenido el 5 de octubre por su presunta participación en la explosión de dos drones durante un desfile militar en agosto encabezado por Maduro, según el ministro del Interior, Néstor Reverol.

Diputados opositores han negado cualquier vinculación de Albán con lo ocurrido en el desfile.

Los funcionarios venezolanos han dado versiones diferentes sobre lo ocurrido con el concejal y el martes la oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas solicitó una investigación independiente.

El gobierno de Maduro niega que haya presos políticos y ha dicho que aquellos quienes han sido encarcelados intentaron desestabilizar al gobierno.