Nueva York. Fiscales de Estados Unidos acusaron el lunes a siete hombres de tratar de intentar vender armas y traficar drogas a personas que creían eran militantes talibanes.

En reuniones en Benín, Rumania, Ghana y Ucrania, los hombres acordaron transportar y vender heroína a informantes que se hacían pasar por talibanes, y vender misiles tierra-aire para su uso en Afganistán, dijeron las autoridades.

Cinco de los hombres fueron arrestados en Liberia el jueves y el viernes y estaba previsto que fueran extraditados a Estados Unidos para enfrentar cargos en una corte federal en Nueva York.

Maroun Saade, Walid Nasr, Corneille Dato, Martin Raouf Bouraima y Francis Sourou Ahissou enfrentan cargos de conspiración para participar en narcoterrorismo y otros delitos relacionados con drogas.

Dos ciudadanos estadounidenses -Oded Orbach y Alwar Pouryan- fueron arrestados en Rumania y esperan extradición.

Cuatro de los arrestados también enfrentan acusaciones de brindar apoyo material a los talibanes, considerado un grupo terrorista por Estados Unidos.

Las autoridades dijeron que algunos de los hombres también intentaron vender cocaína a los informantes haciéndose pasar por militantes talibanes.

"Este esfuerzo para armar y enriquecer a los talibanes es el último ejemplo de los peligros de un mundo interconectado en el cual los terroristas y traficantes de drogas pueden reunirse a lo largo de los continentes para perjudicar a los estadounidenses", apuntó.