El Paso. La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Janet Napolitano, advirtió a los cárteles de droga mexicanos que cualquier intento de llevar sus tácticas violentas al otro lado de la frontera causará una poderosa reacción.

El gobierno del presidente Barack Obama ha estado bajo intensa presión para aumentar la seguridad a lo largo de la frontera suroccidental para evitar que la violencia de los cárteles se extienda, además de para frenar el ingreso de inmigrantes ilegales.

"Hoy les digo a los cárteles: ni siquiera piensen en traer su violencia y sus tácticas a este lado de la frontera", advirtió la funcionaria en un discurso preparado para la Universidad de Texas en El Paso.

"Se encontrarán con una respuesta aplastante. Y continuaremos trabajando con nuestros socios en México para desmantelarlos y vencerlos", agregó.

Napolitano también comentó que si bien la preocupación por la violencia de los cárteles es profunda, quienes describen a la frontera entre México y Estados Unidos como plagada de violencia y fuera de control están errados.

"Esa afirmación, con frecuencia hecha solamente para ganar puntos políticos, es totalmente equivocada", dijo la funcionaria.

Más de 34.000 personas han muerto en México en episodios de violencia relacionados con el narcotráfico desde que el presidente Felipe Calderón desplegó miles de soldados y policías para acabar con los cárteles luego de asumir su cargo a fines del 2006.

Sólo en 2010 murieron 15.000 personas. En El Paso sucedieron algunos asesinatos el año pasado, mientras que en la vecina Ciudad Juárez ocurrieron 3.000.

"Apeguémonos a los hechos y números cuando conversamos sobre dónde estamos en la frontera suroeste", indicó. "Y hemos cotejado las disminuciones en arrestos (de inmigrantes ilegales) con aumentos en confiscaciones de dinero, drogas y armas", recalcó.

Protesta, reveses. Aproximadamente 20 manifestantes se reunieron fuera del auditorio donde habló Napolitano, mostrando carteles que criticaban lo que ellos llaman una creciente militarización de la frontera.

El año pasado, Obama envió unos 1.200 soldados de la Guardia Nacional a la frontera suroccidental y también firmó un proyecto de ley de US$600 millones para financiar 1.500 nuevos agentes de patrulla fronteriza, inspectores de aduanas y oficiales de la ley.

Napolitano dijo que el gobierno también intensificó su cooperación con México, así como con las autoridades estatales, locales y tribales en una frontera de casi 3.200 kilómetros de largo.

Sin embargo, los esfuerzos por hacer cumplir la ley en la frontera han sufrido reveses. Durante este mes, Napolitano desactivó un polémico proyecto de "muro virtual" que tenía por objetivo mejorar la vigilancia de la frontera.

El proyecto, que comenzó en 2006 y era administrado por Boeing Co por unos US$1.000 millones, estaba diseñado para utilizar cámaras de video, radares, sensores y otras tecnologías para atrapar a inmigrantes ilegales y contrabandistas que intentaran vulnerar la permeable frontera.

"El programa estaba consistentemente fuera de presupuesto, con retrasos, y simplemente no devolvía lo necesario en inversión para justificarlo", declaró. Será reemplazado con tecnologías existentes y aprobadas.