Washington. Estados Unidos aplaudió hoy las "concesiones" que ha hecho, a su juicio, el presidente de Haití, Michel Martelly, en aras del consenso para poner fin a la crisis que vive la nación caribeña.

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, trasladó este mensaje a Martelly en una conversación telefónica este viernes, en la que también expresó su "decepción" por que el Parlamento haitiano no aprobará los cambios en la ley electoral antes del día 12, informó la Casa Blanca en un comunicado.

"El vicepresidente reiteró el apoyo de Estados Unidos y la comunidad internacional al esfuerzo de Martelly por organizar este año elecciones que permitan a los haitianos ejercer su derecho democrático a elegir a sus representantes", añade la nota.

Martelly reveló este viernes que en el transcurso de esta noche instaurará al nuevo primer ministro designado, Evans Paul, presente en el discurso que dirigió el mandatario a la nación por radio y televisión.

El gobernante anunció al país durante su alocución que Paul encabezará un gobierno de consenso y aseguró que la semana próxima se conformará el Consejo Electoral Provisional (CEP) y posteriormente adelantó que lo instaurará esta misma noche.

Las continuas suspensiones de los comicios legislativos y municipales haitianos, han sido uno de los detonantes esgrimidos por la oposición para reclamar en las calles la renuncia de Martelly, quien llamó hoy a la unidad de todo el país y a cultivar los "valores cultivados" por los padres fundadores.

Miles de personas volvieron hoy a las calles en Puerto Príncipe para exigir la renuncia Martelly, y la convocatoria de elecciones.

La protesta por la grave situación política, acentuada por la disolución del Parlamento el martes pasado, llevó a los manifestantes por los vecindarios más pobres de la ciudad en dirección al Palacio Nacional, portando, muchos de ellos, fotografías del expresidente Jean Bertrand Aristide.