Tripoli. En respuesta a la sangrienta represión del líder libio a un alzamiento en contra de su gobierno, el presidente Barack Obama firmó una orden ejecutiva que congela los activos de Gaddafi, su familia y funcionarios de alto rango, así como del gobierno libio, el banco central el país y fondos soberanos.

"Estas sanciones, por lo tanto, apuntan al Ggobierno de Gaddafi, mientras que protegen los activos que pertenecen al pueblo de Libia", dijo Obama en un comunicado.

"Bajo cualquier criterio, el gobierno de Muammar Gaddafi ha violado las normas internacionales y la decencia común y debe ser hecho responsable", agregó.

El Tesoro de Estados Unidos dijo que la medida bloquearía suma sustanciales de dinero libio y evitaría que fuesen saqueados por el gobierno de Gaddafi, pero rehusó ofrecer un valor en dólares.

Mientras la crisis libia también es atendida por Naciones Unidas, los gobiernos de la Unión Europea lograron acuerdos ante la idea de imponer un embargo de armas, congelar los activos y aplicar una prohibición de viajes al país productor de petróleo del Norte de Africa, con algunos diplomáticos diciendo que la decisión se tomaría a comienzos de la próxima semana.

Washington anunció la medida de las sanciones, junto con el cierre de su embajada y el retiro de sus diplomáticos, después de que un ferry especialmente contratado y un avión que transportaban a estadounidenses y otros evacuados dejaron Libia temprano el jueves.

El gobierno de Obama ha sido criticado por su respuesta relativamente moderada a hasta ahora a la crisis, pero funcionarios estadounidenses dijeron que los temores por la seguridad de sus ciudadanos habían controlado la respuesta de Washington.

"(Gaddafi) está supervisando el brutal tratamiento a su gente (...) y su legitimidad ha sido reducida a cero ante los ojos de su pueblo", dijo el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney después de que las fuerzas de seguridad libias dispararon contra manifestantes en las calles de Trípoli el viernes.

Obama discutió el plan de sanciones de Washington con los líderes del Reino Unido, Francia e Italia el jueves y con el primer ministro turco, Tayyip Erdogan, el viernes.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, dijo el viernes que su gobierno está preparando sanciones contra Libia y que "Canadá respalda totalmente a Estados Unidos y a Consejo de Seguridad de la ONU en una resolución que podría incluir un embargo de armas, sanciones individuales contra funcionarios libios clave y congelación de activos".

El gobierno de Obama dijo anteriormente que esta semana estudiaría un rango más amplio de acciones, incluido el congelamiento de activos, una prohibición de viaje para miembros clave del Gobierno de Gaddafi, una zona de prohibición de vuelos sobre Libia y acciones militares.