Washington, EFE. La portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland, dijo este jueves que EE.UU. apoya las peticiones para que se abra una investigación independiente sobre la muerte de los disidentes cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero.

"Apoyamos los llamamientos para que se abra una investigación independiente con observadores internacionales" sobre la muerte de estos activistas, indicó Nuland, quien aseguró que EE.UU. ha considerado que debía "sumarse a las voces que piden (aclarar las muertes) lo antes posible".

La familia de Payá o el diario The Washington Post -que ha publicado tres editoriales sobre el tema en lo que va de mes- han insistido en la necesidad de que se inicie una investigación independiente e internacional que permita aclarar las circunstancias del accidente de tráfico en el que fallecieron Payá y Cepero.

"El pueblo de Cuba y las familias de estos dos activistas merecen un claro y creíble conocimiento de los eventos que condujeron a sus trágicas muertes. Los Estados Unidos continuarán defendiendo los derechos de todos los cubanos a pedir que se defiendan los derechos humanos y la democracia", explicó Nuland.

A comienzos de este mes el diario The Washington Post publicó una entrevista en exclusiva con el dirigente de Nuevas Generaciones del Partido Popular español, Ángel Carromero, que conducía el vehículo en el que iban los disidentes.

En la entrevista, Carromero aseguró que un automóvil los expulsó de la carretera y que el vehículo que intencionadamente los impactó por detrás portaba distintivos del Gobierno cubano.

Carromero manifestó asimismo que, cuando fue detenido, le administraron narcóticos y le obligaron a cambiar la versión de los hechos para autoinculparse del accidente.

El español fue condenado por la Justicia cubana a cuatro años de cárcel por homicidio imprudente debido al exceso de velocidad.

Carromero pudo volver a España en diciembre del pasado año para cumplir su condena, aunque en la actualidad disfruta del tercer grado, un régimen de semilibertad.