Dos empleadas se quejaron de que el hoy aspirante a la candidatura presidencial del Partido Republicano Herman Cain tuvo una conducta sexualmente sugerente cuando dirigía la Asociación Nacional de Restoranes en la década de 1990, informó el domingo el sitio web Politico.

En última instancia las mujeres abandonaron el grupo comercial luego de firmar acuerdos que les brindaron compensaciones económicas para que renunciaran y les impedían hablar acerca de la razón de su partida, dijo el reporte.

La campaña de Cain calificó a las acusaciones como "ataques personales no comprobados".

El reporte podría dañar la apuesta sorprendentemente sólida de Cain por convertirse en el candidato republicano que enfrente al presidente demócrata Barack Obama en las elecciones del 2012.

Cain, el ex presidente ejecutivo de Godfather's Pizza, lleva la ventaja en muchos sondeos de opinión realizados en las últimas semanas a republicanos, pese a nunca haber ocupado un cargo público.

Un sondeo reciente lo coloca por encima de su principal rival, el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney, en Iowa, que lleva a cabo la primera de una serie de votaciones estatales para elegir al candidato de su partido.

Politico dijo que al menos dos empleadas, que han sido identificadas pero cuyas identidades no fueron relevadas por el medio, se quejaron a sus colegas y funcionario de alto rango en la asociación de que la conducta inapropiada de Cain has hacia sentir molestas e incómodas.

El medio indicó que el reporte estaba basado en múltiples fuentes.

"Temiendo el mensaje de Herman Cain que está agitando el paisaje político en Washington, los medios ligados a la política tradicional comenzaron a lanzar ataques personas no comprobados contra Cain", sostuvo su portavoz de campaña J.D. Gordon en un comunicado.

Gordon dijo que Politico estaba "desenterrando acusaciones con escasas fuentes".

Consultado por Politico sobre las acusaciones, Cain dijo que ha tenido "miles de personas trabajando" para él en diferentes negocios con el paso de los años y que no comentaría "hasta que vea algunos hechos o evidencia concreta".