El portavoz del departamento de Estado estadounidense, Philip Crowley, afirmó este jueves, tras el quiebre total de las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela, que ambos países deben trabajar para reducir ''las sopechas mutuas''.

Crowley afirmó que romper relaciones con Colombia no es el "modo adecuado" de superar los roces entre ambas naciones.

"Creemos que es importante para ambos países trabajar para reducir las sospechas mutuas e implementar plenamente sus compromisos bajo los tratados antiterroristas aplicables y las resoluciones de la ONU y la OEA", dijo a la prensa.