Washington. El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Jen Psaki, criticó este sábado la oferta lanzada por la República Popular Democrática de Corea (RPDC) para suspender temporalmente las futuras pruebas nucleares, si Washington acepta interrumpir de forma temporal los ejercicios conjuntos con Corea del Sur que prevé ejecutar este año.

Psaki afirmó ante los reporteros que el comunicado de la RPDC enlaza "inapropiadamente" los ejercicios rutinarios entre EEUU y Corea del Sur con la posibilidad de un ensayo nuclear y definió la propuesta como una "amenaza implícita".

"Reclamamos a la RPDC que cese inmediatamente todas las amenazas, reduzca tensiones y dé los pasos necesarios hacia su necesaria desnuclearización para reanudar unas negociaciones creíbles", enfatizó Psaki, que se encontraba en Múnich con el Secretario de Estado, John Kerry, en una parada de su viaje a la India.

La agencia de noticias oficial de la RPDC, KCNA, informó este sábado de que el gobierno del país había realizado, este viernes, una propuesta "crucial" a la parte estadounidense, demandándole la suspensión de los ejercicios militares conjuntos que serán ejecutados con Corea del Sur a lo largo de este año, lo que contribuiría "a relajar la tensión en la Península Coreana". En respuesta, Pyongyang suspendería temporalmente sus ensayos nucleares.

Todos los años, Corea del Sur y EEUU ejecutan una serie de ejercicios militares conjuntos, entre los que se encuentran el "Foal Eagle" y el "Ulchi Freedom Guardian".