El secretario de Estado adjunto para asuntos antinarcóticos y de seguridad de Estados Unidos, David Johnson, descartó que Honduras esté por convertirse en un "narcoestado", pero que tiene un gran reto para poder combatir con mayor fuerza este flagelo.

"No creo que Honduras esté en el paso a convertirse en un ‘narcoestado’ (pero) sí creo que tienen un reto por enfrentar y creo que trabajando conjuntamente pueden construir instituciones que pueden enfrentar este reto, junto con los Estados Unidos que le dé la protección al pueblo de Honduras y al pueblo de Estados Unidos, junto con los demás países de la región", dijo.

Johnson se reunió ayer con el presidente Porfirio Lobo Sosa en Casa de Gobierno en el marco de una gira por el país para manifestar su apoyo a la guerra que se libra contra la ‘narcoactividad’.

En el encuentro, Johnson conoció las acciones emprendidas por el mandatario hondureño y sus instituciones en el combate a ese flagelo internacional.

"Existe mucha voluntad política del residente Lobo en luchar contra el crimen organizado, por lo que si unimos los recursos de Honduras con los de Estados Unidos podemos lograr mayor seguridad", insistió.

El funcionario ratificó el respaldo y compromiso de su gobierno para hacer frente a la creciente delincuencia y la violencia en la región.

"Siento que nos espera un gran camino por atravesar, un gran trabajo que hacer, pero las buenas fundaciones ya se han construido". Esta visita fue algo más que protocolo, asegura David Johnson, pues existen planes de mejorar la colaboración de su país para que Honduras tenga más armas para enfrentar la ‘narcoactividad’.

"Estamos trabajando con nuestros colegas acá para crear mejores y más fuertes instituciones policiales, judiciales, para podar causar una mayor resistencia".

"Claramente es un trabajo que está avanzando, y lo que veo aquí en mi corta estadía es que hay una voluntad política, y que al unir los recursos de este país y los de Estados Unidos y creando mejores instituciones y fortaleciendo las existentes podemos hacer de este país un país más seguro y por ende Estados Unidos un lugar más seguro para nuestra gente".

Plan Mérida. El embajador de Estados Unidos, Hugo Llorens, presente en la reunión, aseveró que "el presidente Lobo Sosa ha demostrado mucho liderazgo porque con esta reunión de fuerza de trabajo, lo que buscamos es un esfuerzo binacional: dos países multiagencias".

Honduras y Estados Unidos suscribieron este año el Plan Mérida-CARSI para el combate de los delitos transnacionales y apoyo en programas de prevención de seguridad fronteriza, operaciones y estrategia antinarcóticos, pandillas, bienes incautados, investigación y jurisprudencia, antisecuestros y derechos humanos.

El funcionario estadounidense inició el miércoles una visita oficial a Honduras y en su primer día inspeccionó la cárcel de máxima seguridad que se construye en el sector de Támara.

Seguimiento. Por su parte, el ministro de Seguridad, Óscar Álvarez, detalló que para dar seguimiento al Plan Mérida se reunieron esta mañana con los representantes de otras instituciones para medir el impacto y los alcances del mismo, junto a la delegación estadounidense.

"La visita del subsecretario Johnson es importantísima porque nos da a nosotros la idea y la causa de que estamos trabajando en el camino correcto, trabajando bilateralmente y multilateralmente", destacó.

De igual forma, informó que se abordaron con particular énfasis la aplicación de la nueva ley de extinción de dominio para desmantelar y procesar a organizaciones criminales, así como la importancia del proyecto de ley contra el terrorismo que está en manos del Poder Legislativo.

Honduras fue incluida este año por Estados Unidos en su "lista negra" de países afectados por el narcotráfico por ser un territorio con facilidades para el trasiego de drogas.

Las autoridades de la Secretaría de Seguridad reportan que en este año se han decomisado unos 4.500 kilos de cocaína.

Además, se han asestado duros golpes al lavado de activos, mediante el decomiso de miles de dólares.

Esperamos estrechar más colaboración: Lobo.  El presidente Porfirio Lobo Sosa consideró que la visita del secretario de Estado adjunto para asuntos antinarcóticos y de seguridad de Estados Unidos, David Johnson, muestra que se reconoce el esfuerzo de Honduras en atacar la ‘narcoactividad’.

Honduras y Estados Unidos trabajan sin cesar para lograr liberar a sus pueblos del tráfico de drogas, destacó.

En ese sentido, dijo esperar que Estados Unidos pueda mejorar la asistencia que brinda para contrarrestar el crecimiento del narcotráfico.

"Es muy importante para Honduras porque tenemos la colaboración de Estados Unidos para enfrentar el crimen, esto ha sido muy importante y esperamos fortalecer más esos brazos de colaboración", expresó el gobernante.

El gobierno asegura que los últimos decomisos de droga e incautación de avionetas usadas para movilizar droga son muestras de la efectividad que tiene el plan estatal contra ese mal.