Bogotá. EE.UU. valoraría si los mandatarios de Ecuador, Rafael Correa, y de Venezuela, Hugo Chávez, asistieran a la investidura del presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, porque sería “un buen paso para mejorar las relaciones”.

En una conferencia telefónica, el secretario de Estado adjunto de EE.UU. para el continente americano, Arturo Valenzuela, dijo que la presencia de los dos presidentes en la toma de posesión en agosto de su colega colombiano sería “un buen paso de distensión, de tratar de profundizar y mejorar las relaciones entre países que han estado crispadas en los últimos tiempos”.

El titular de la Oficina del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado indicó que eso daría a todos los países una “mayor posibilidad de tener medidas de confianza” y de “rebajar posibles conflictos” en la región.

El presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó en Londres que la presencia confirmada de su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa, en su toma de posesión el próximo 7 de agosto es “un paso en la dirección correcta” en las relaciones entre ambos países.

Por otro lado, también acogió “muy complacido” las recientes declaraciones del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien se mostró dispuesto a buscar la manera de “restablecer las buenas relaciones con el nuevo Gobierno de Colombia”.

De Chávez señaló que “ojalá él también pueda asistir a la posesión”.

Añadió que eso “sería para nosotros una gran noticia y por eso estamos muy contentos de haber iniciado este proceso de relaciones exteriores con el pie derecho”.