Tegucigalpa. Estados Unidos tiene como objetivo que Honduras regrese a la Organización de Estados Americanos (OEA) en la primera mitad del año, declaró el embajador estadounidense, Hugo Llorens.

El gobierno del presidente Porfirio Lobo, "es un aliado de Estados Unidos" y ha hecho un trabajo "excelente", afirmó Llorens en un debate junto a otros embajadores en Centroamérica, organizado por el centro de análisis Woodrow Wilson.

"Obviamente lo que sigue pendiente es la OEA", explicó el embajador en el acto.

La participación de Honduras en el organismo regional quedó bajo suspenso poco después de los hechos del 28 de junio de 2009.

El retorno de Honduras a la OEA "sigue siendo uno de los principales objetivos del gobierno (estadounidense). Nuestra esperanza es que podamos tener a Honduras de regreso en la organización... en la primera mitad del año", añadió. "No se gana nada excluyendo al pueblo hondureño", explicó.

El presidente Lobo, que sustituyó a Zelaya tras unas polémicas elecciones hace un año, "heredó una situación caótica" en el plano político y económico, pero "yo diría que ha sido (hasta ahora) un gobierno excelente", opinó el embajador.

Llorens ha sido tema público en el país luego de que el fin de semana trascendieran nuevos cables dirigidos por él hacia en departamento de Estado. En los documentos se evidencia cómo contribuyó con el presidente Lobo para la conformación de su gabinete.

En la reunión en Estados Unidos, Llorens no se pronunció en torno a este tema.