Estados Unidos aplicará restricciones de visado a funcionarios involucrados en la represión de las manifestaciones opositoras en Nicaragua, a los que acusa de abusos a los derechos humanos y de socavar la democracia en ese país, informó este jueves (07.06.2018) el Departamento de Estado.

"La violencia política por parte de la policía y de matones progubernamentales contra el pueblo de Nicaragua, particularmente contra estudiantes universitarios, muestra una flagrante indiferencia por los derechos humanos y es inaceptable", indicó un comunicado.

Por esta razón, según el texto, el secretario de Estado, Mike Pompeo, decidió aplicar las restricciones de visado para los individuos responsables "por abusos de derechos humanos y de socavar la democracia en Nicaragua".

Al menos 127 muertos. El país centroamericano vive desde hace 50 días intensas protestas que comenzaron con una manifestación estudiantil contra una reforma al Seguro Social, pero se extendieron por la violenta acción de la Policía y paramilitares contra manifestantes desarmados.

"Estamos enviando un claro mensaje de que los que violan los derechos humanos y los que socavan la democracia no son bienvenidos en Estados Unidos", apuntó.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la crisis ha dejado 127 muertos y más de 1.200 heridos desde el pasado 18 de abril. Por su parte, el Gobierno registra 42 muertos.

El Departamento de Estado norteamericano aclaró que no identificará públicamente a los afectados, entre los que hay miembros de la policía, de gobiernos muncipales y un funcionario del Ministerio de Salud, y que algunos de sus familiares también podrían sufrir restricciones a la hora de obtener un visado para ingresar a Estados Unidos.

"Estamos enviando un claro mensaje de que los que violan los derechos humanos y los que socavan la democracia no son bienvenidos en Estados Unidos", apuntó.