Washington.- Estados Unidos dijo este viernes que apoya la creación de una comisión independiente para investigar las explosiones ocurridas en Caracas este mes durante un discurso del presidente venezolano, y criticó la respuesta del Gobierno de Nicolás Maduro por considerarla arbitraria.

"Estados Unidos condena la violencia política ocurrida el 4 de agosto e insta al régimen (del presidente) Maduro a respetar el estado de derecho, ejercer control y salvaguardar la presunción de inocencia de todos los acusados", dijo el Departamento de Estado estadounidense.

"La respuesta del Gobierno venezolano a este incidente ha sido detenciones arbitrarias de algunos individuos y fallar en el seguimiento del debido proceso", añadió.

En un comunicado, el Gobierno de Maduro rechazó la postura de Washington y dijo que "minimiza (...) la gravedad de los hechos y levanta falsas acusaciones contra los procesos judiciales venezolanos en abierto desconocimiento de nuestras leyes".

Al mismo tiempo, aseguró que estaba "abierto e inclusive invitó al gobierno estadounidense a participar de la investigación, siempre y cuando ésta sea en un espíritu de verdadera búsqueda de la justicia y no un intento de encubrirla ni de proteger a terroristas".