Washington. El gobierno de Estados Unidos acusó el jueves a Irán de tratar de ganar tiempo al aceptar la oferta de Brasil para mediar en su disputa nuclear con naciones occidentales y dijo que persistirá en su presión por nuevas sanciones de la ONU a Teherán.

El principal asesor del presidente Barack Obama para América Latina, Daniel Restrepo, describió la aceptación de Teherán como una táctica dilatoria, un día después de que acordó "en principio" la propuesta de Brasil de actuar como intermediario para ayudar a revivir un pacto de intercambio de combustible nuclear entre Irán y potencias mundiales.

Irán parece estar tratando de aprovecharse de la renuencia de algunos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, entre ellos Brasil, para aceptar en las próximas semanas sanciones más duras contra Teherán destinadas a presionarlo para que abandone sus ambiciones nucleares.

"A través de su compromiso con Brasil y otros, parece que los iraníes están tratando de ganar tiempo", dijo Restrepo durante el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina.

"Como el gobierno (de EEUU) ha dejado en claro, creemos que es tiempo de avanzar en el Consejo de Seguridad de la ONU", agregó el director para el Hemisferio Occidental en el Consejo Nacional de Seguridad.