Argentina, China, Colombia, El Salvador, Colombia y Bolivia fueron algunos de los países que manifestaron su apoyo y saludos a Hugo Chávez, tras haber ganado las elecciones contra el opositor Henrique Capriles en Venezuela.

No obstante, Estados Unidos hizo patente un llamado a no descuidar y considerar las demandas y el voto de las más de seis millones de personas que no votaron por Chávez.

En declaración a la agencia AFP, citada en EL Espectador de Colombia, el portavoz para América Latina del Departamento de Estado de EE.UU., William Ostick, señaló que en el futuro, las posiciones de las más de seis millones de personas deben de ser tomadas en cuenta.

Las crudas relaciones entre Venezuela y Estados Unidos hacían prever una reacción así, la cual se suma a la de la Unión Europea, quien si bien, felicitó a Chávez, también llamó a "reforzar las instituciones del país y promover las libertades fundamentales, teniendo en cuenta todos los sectores de la sociedad".

Chávez, fue reelecto el domingo para un nuevo período de seis años con 54,66% de los votos (7,7 millones) frente al opositor Henrique Capriles con 44,73% (6,3 millones de votos), según informó el Consejo Nacional Electoral.