Nueva York. El presidente Felipe Calderón habría autorizado, en febrero de 2011, al Departamento de Defensa de Estados Unidos a sobrevolar territorio mexicano para recabar información secreta para la lucha contra el narcotráfico, informó un reportaje del periódico The New York Times

Las misiones sobre territorio mexicano ya han arrojado información útil para los funcionarios que investigan el asesinato de dos agentes estadounidenses de aduanas en México el mes pasado, dijo un reporte que cita funcionarios de ambos países. 

La publicación detalló que los presidentes de ambas naciones, Felipe Calderón y Barack Obama, se reunieron el 3 de marzo para acordar seguir con los vuelos de aviones no tripulados.

La operación se habría hecho en secreto por restricciones legales, relacionadas con la Constitución mexicana, y a la susceptibilidad en materia de soberanía, informaron funcionarios mexicanos, quienes reservaron su identidad.

Los aviones no tripulados Global Hawk, utilizados durante las operaciones, fueron elegidos debido a que no son percibidos por personas en tierra, además de volar a una altura de 18.288 metros y recorrer distancias de 64.000 kilómetros cuadrados en un día.

Asimismo, el periódico reveló que un avión no tripulado del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos recopiló datos para detener a sospechosos de asesinar al agente estadounidense Jaime Zapata en San Luis Potosí el 15 de febrero.

Más de 36.000 personas han muerto desde que Calderón lanzó a finales del 2006, una campaña militar contra el crimen organizado.

* Con información de Reuters.