Guatemala. El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, arribó este martes aquí para reunirse con los mandatarios de Guatemala, Otto Pérez Molina; Honduras, Juan Orlando Hernández; y El Salvador, Salvador Sánchez Ceren, a quienes pidió compromiso para combatir la corrupción y violencia.

El comentario de Biden forma parte del propósito de su visita destinada a ratificar el interés de Washington en impulsar el llamado "Plan de la Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte de Centroamérica", que apunta a mejorar las condiciones económicas de la región compuesta por Guatemala, El Salvador y Honduras, como medida para desincentivar la emigración hacia EE.UU.

Biden dijo que se prevé que en los próximos diez años cerca de seis millones de jóvenes se incorporen a la economía de las tres naciones.

Tras ratificar la oferta del presidente estadounidense, Barack Obama, de invertir US$1.000 millones en el proyecto, Biden puntualizó que este mismo debe trascender gobiernos y que se trata de un compromiso de Estado.

Al respecto el mandatario guatemalteco, Otto Pérez, dijo que el programa se impulsará en las regiones con más alto índice de migración y que se espera que los países inviertan una cifra igual o mayor a la prometida por el país norteamericano.

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez, subrayó que también se debe propiciar el desarrollo económico de los países para mejorar las oportunidades. Por su parte, el mandatario hondureño, Juan Hernández, indicó que su país ya trabaja para obtener fondos para implementar el programa.