Washington. La embajadora de Estados Unidos en Naciones Unidas, Susan Rice, dijo este martes que su país mantendrá la presión política y económica sobre Muammar Gaddafi hasta que renuncie como líder libio.

En una entrevista con el programa "Good Morning America", de ABC, Rice también sostuvo que es prematuro hablar sobre brindar apoyo material a los rebeldes libios que están luchando por derrocar a Gaddafi, diciendo que aún no ha surgido una oposición clara y unificada.