Washington. El Departamento de Seguridad Interior dijo este viernes que está tratando de responder la preocupación de los pilotos sobre los controles adicionales en los aeropuertos estadounidenses y de la industria de viajes respecto a que los pasajeros viajarían menos por las revisiones.

Funcionarios de seguridad han defendido las medidas luego de los complots frustrados de Al Qaeda en la Península Arábiga, que trató de ocultar bombas en ropa y paquetes que lograron llegar a bordo de un avión de pasajeros y dos vuelos de carga que se dirigían a Estados Unidos.

Tras las quejas de los pilotos sobre los nuevos escaneos de cuerpo completo y revisiones a mano más exhaustivas que comenzaron recientemente, la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por su sigla en inglés) comenzó a probar otros métodos para ellos, dijo un funcionario del departamento.

La TSA está examinando "protocolos alternativos de seguridad para los pilotos de las aerolíneas que harán más expeditas las revisiones para este grupo de bajo riesgo mientras se mantienen altos estándares de seguridad", dijo el funcionario.

Las nuevas pruebas fueron anunciadas luego de discusiones sostenidas previamente esta semana por el administrador de la TSA, John Pistole, y el jefe de la Air Line Pilots Association, el mayor sindicato de pilotos de Estados Unidos, sobre cómo lidiar con las inquietudes de las tripulaciones de cabina.

La secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, y Pistole se reunieron este viernes con ejecutivos de la industria de viajes, incluyendo hoteles y sitios online, para discutir la inquietud respecto a que la seguridad incrementada estaría reduciendo los viajes y dañando sus negocios.

"La reunión con la secretaria Napolitano fue informativa pero no completamente tranquilizadora", dijo Geoff Freeman, un vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Turismo de Estados Unidos. "Entendemos el desafío que enfrenta el Departamento de Seguridad Interior pero la pregunta es dónde trazamos la línea", agregó.

Luego de la reunión, el Departamento de Seguridad Interior indicó que Napolitano dijo a los ejecutivos que ella estaba comprometida a mejorar la seguridad, trabajar con la industria y desplegar más seguridad personal y nueva tecnología para lidiar con los riesgos potenciales.