La Paz. El Departamento de Estado de EE.UU. anunció la reducción de su ayuda antidrogas para Bolivia, de US$20 millones a US$10 millones, en 2012. Washington sostiene que su asistencia internacional se concentrará en regiones con mayores necesidades.

“En la lucha contra el narcotráfico la región verá disminuidos los fondos desde EE.UU de 701 millones a US$565 millones. Colombia verá reducida su financiación hasta los US$160 millones, 80 millones menos que en 2011. México recibirá US$248 millones, US$40 millones menos; y Bolivia la mitad de lo percibido, es decir, US$10 millones”, señala el comunicado de Washington que replica la agencia EFE.

De manera general, de acuerdo con la misma información, desde EE.UU. se hizo conocer que en el presupuesto marcado por la austeridad, presentado este lunes por el presidente estadounidense, Barack Obama, Estados Unidos va a destinar de US$701 millones a US$565 millones en la lucha contra el narcotráfico en el presupuesto de la gestión 2012 a toda la región latinoamericana.

Desde 2006, EE.UU. vino disminuyendo su cooperación a Bolivia. En el primer año de gobierno del presidente Evo Morales, su ayuda oscilaba los US$80 millones, de los que unos US$42 millones iban para la lucha antidrogas específicamente, según la información de medios. Este lunes se intentó entrevistar a autoridades del gobierno, pero no se tuvo éxito.

Relación. En noviembre de 2008, dos meses después de la expulsión del embajador norteamericano Phillip Goldberg, el presidente Evo Morales echó del país a la Agencia Antinarcóticos de EE.UU. (DEA), acusándola de conspirar contra su gobierno.

Ya en 2009, la cooperación antinarcóticos descendió a US$26 millones, luego pasó a US$22 millones para el siguiente año y para 2011 llegó a US$20 millones. Pese a que no hay relaciones entre ambos países, Morales le ha reclamado a EE.UU. tener responsabilidad compartida en materia de lucha contra las drogas.

“Debe haber una responsabilidad compartida, (por eso) saludamos el apoyo y la participación de algunos países de Europa, pero seguramente algunos representantes de EE.UU. no quieren que haya buenos resultados en la lucha contra el narcotráfico en Bolivia”, dijo el mandatario en su informe de gestión a la Asamblea Legislativa, el 22 de enero pasado.

Afirmó también que, en los últimos años, el gobierno boliviano ha empezado a nacionalizar la lucha contra el narcotráfico. El año pasado, se destinó del Tesoro General de la Nación US$20 millones para tareas antidrogas. Entre tanto, Bolivia espera recibir cooperación de Estados europeos para los próximos años, a través del Programa País.

Este plan fue elaborado por el gobierno, con el apoyo de la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODD), para fortalecer la capacidad nacional contra el narcotráfico, crimen organizado, terrorismo, la corrupción y otros delitos económicos, según la información que proporcionó a este diario, a finales del año pasado, el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres.