El reconocimiento del conflicto armado en Colombia por parte del presidente Juan Manuel Santos no cambiará en nada el actual estatus de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), consideró el embajador de Estados Unidos en Colombia, Michael Mckinley, quien destacó que su país seguirá colaborando con el nuestro en la lucha contra los terroristas.

Para el diplomático, esta determinación es soberana del Ejecutivo y en nada cambia el compromiso de las instituciones por derrotar a las organizaciones que practican el terrorismo como una herramienta de lucha política.

Por otra parte, desechó los pronunciamientos surgidos desde algunos sectores, desde los cuales se afirma que los ex comandantes paramilitares extraditados al país norteamericano hayan cesado su colaboración con la justicia colombiana.

Agregó que son numerosas las audiencias que se han practicado en los Estados Unidos, en la que los desmovilizados han ido efectuando declaraciones que han sido de gran utilidad para nuestras autoridades en su propósito de develar toda la verdad de loo que fue el avance de los grupos armados de extrema derecha en varias de las regiones colombianas.