Washington/Caracas. Estados Unidos revocó la visa al embajador de Venezuela en Washington, en represalia por el rechazo del gobierno del presidente Hugo Chávez al nominado para la representación de Washington en Caracas, en un resurgimiento de tensiones entre ambos países.

Venezuela es el quinto mayor proveedor de crudo de Estados Unidos, después de Canadá, Arabia Saudita, México y Nigeria, pese a que Chávez critica lo que califica como un modelo consumista e imperialista.

El impasse se inició en agosto tras la nominación de Larry Palmer para la representación diplomática, porque él había dicho a un senador estadounidense que la moral en el ejército venezolano estaba baja y que el mandatario socialista mantenía "lazos claros" la guerrilla izquierdista de Colombia.

"Sí, dijimos que había consecuencias cuando el gobierno de Venezuela revocó el acuerdo sobre nuestro nominado Larry Palmer. Hemos tomado una acción apropiada, proporcional y recíproca", dijo a periodistas el portavoz del departamento de Estado de la Casa Blanca, Mark Toner, en un correo electrónico.

Un diplomático estadounidense, quien habló bajo condición de anonimato, había confirmado la medida contra el diplomático Bernardo Alvarez Herrera más temprano sin agregar detalles.

En un principio no se conocía si la medida implicaba la expulsión de Álvarez de Estados Unidos, pero otro portavoz del departamento de Estado había dicho que hasta donde sabía, el embajador estaba fuera de ese país.

El funcionario había dicho más temprano el miércoles que la posición de Estados Unidos respecto a que Venezuela podría sufrir consecuencias por rechazar a Palmer, escogido por el presidente Barack Obama para que sirviera como embajador de Washington en Caracas.

Representación vacía. Según el reporte de Eva Golinger una abogada estadounidense cercana aliada de Chávez, Alvarez sería expulsado.

"EE.UU. revoca la visa del embajador (y así lo expulsa del país) de Venezuela en Washington como venganza por la decisión sobre Larry Palmer (...) Cinismo e hipocresía: mientras el vocero de USA hoy declara sobre la 'importancia' de la relación con Venezuela, USA expulsa al embajador de Venezuela", comentó la abogada en su cuenta de Twitter @Evagolinger.

Poco después de su reporte, medios estatales venezolanos citaron al vicecanciller Temir Porras confirmando la noticia de Golinger, quien suele actuar como portavoz no oficial del Gobierno venezolano.

Este martes, Chávez había reiterado su rechazo a Palmer en un discurso.

"Le hemos negado el beneplácito a ese aspirante a embajador, ahora nos amenaza el Gobierno de los Estados Unidos con que ellos van a tomar represalias. Bueno, ellos harán lo que les dé la gana", dijo en un saludo a las Fuerzas Armadas.

"Ese señor aquí no viene de embajador, para que venga aquí alguien de embajador tiene que respetar, este es un país que tiene que respetarse", agregó.

Chávez ha adoptado el papel del ex presidente cubano Fidel Castro como principal crítico de Washington en América Latina.

Al inicio del gobierno de Obama hubo esperanzas de una mejoría en la relación bilateral cuando Chávez redujo sus diatribas contra el "imperio" y dio la mano a su homólogo en una cumbre en enero de 2009.

Pero luego de unos meses, Chávez dijo que Obama había resultado una decepción por que continuaba con las políticas exteriores inaceptables de su antecesor.

Tras años de tirantes relaciones, durante los cuales Chávez ha acusado a Washington de querer derrocarlo para adueñarse del petróleo del país, en 2008 las tensiones se caldearon a un punto máximo con la expulsión de Caracas del embajador de Estados Unidos, Patrick Duddy.

Venezuela acusaba a Washington de alentar violentas protestas en Bolivia.

Con la llegada de Obama al poder, Duddy reasumió el cargo durante un breve período con la anuencia de Chávez que quiso mostrar su buena voluntad.