Estados Unidos anunció este jueves sanciones contra el jefe de la Policía de Nicaragua, Francisco Díaz, consuegro del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, así como contra el vicepresidente de la petrolera Albanisa, Francisco López; y Fidel Moreno Briones, secretario general de la Alcaldía de Managua.

"Este es un mensaje fuerte e importante al Gobierno nicaragüense", dijeron altos funcionarios de la administración de Donald Trump que hablaron en una conferencia telefónica con la prensa bajo condición de anonimato. "Estados Unidos no se quedará de brazos cruzados con los abusos que están teniendo lugar en Nicaragua. Vamos a hacer rendir cuentas a los responsable", añadieron.

No obstante, evitaron responder si se van a tomar acciones similares contra el propio presidente Ortega. Las sanciones suponen que quedan congelados todos los bienes y activos que tengan en Estados Unidos y que se prohíbe a todo ciudadano estadounidense hacer transacciones con ellos. Su ingreso en el país norteamericano queda también prohibido.

Francisco Díaz. Los funcionarios describieron a Francisco Díaz como el "líder de facto" de la Policía Nacional de Nicaragua, a la que organizaciones como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han acusado de haber cometido graves violaciones de derechos humanos en colaboración con grupos paramilitares. EE. UU. considera que, bajo las órdenes de Díaz, la Policía de Nicaragua ha llegado a cometer ejecuciones extrajudiciales.

Fidel Moreno Briones. Sobre otro de los sancionados, Moreno Briones, los responsables de EE.UU. detallaron que su papel actual es de "enlace" entre los Gobiernos municipales y el oficialista Frente Sandinista para la Liberación Nacional (FSLN), aunque también ha actuado como "líder" de la Juventud Sandinista. Washington asegura que, a principios de 2017, Moreno reclutó a motoristas para que ayudaran a reprimir manifestantes, una imagen que se ha visto en las actuales protestas.

Francisco López. Por otro lado, EE. UU. acusa a López de haberse embolsado "grandes cantidades de dinero" usando su posición como vicepresidente de Albanisa, la compañía que importa y vende productos petroleros de Venezuela, y como presidente de la estatal Distribuidora Nicaragüense de Petróleo (Petronic).

Albanisa está integrada por Petronic, que aporta el 49% del capital, y por la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), que contribuye con el restante 51%.

Crisis en Nicaragua. Nicaragua atraviesa su peor crisis en décadas. Desde que a mediados de abril comenzaron las protestas contra el Gobierno de Ortega han muerto ya más de 300 personas, según organismos de derechos humanos independientes.

Las sanciones impuestas hoy por Estados Unidos fueron aprobadas en el marco de la Ley Global Magnitsky, que permite al Gobierno norteamericano sancionar a acusados de violar los derechos humanos. Esta fue aprobada en 2016 por el Congreso, que se inspiró en la Ley Magnitsky, firmada en 2012 por el presidente Barack Obama para sancionar a funcionarios rusos acusados de violaciones a los derechos humanos.