Seúl. Corea del Sur y Estados Unidos anunciaron la suspensión temporal de sus maniobras militares previstas para agosto, un gesto diplomático que busca impulsar el diálogo con el régimen norcoreano y su potencial desnuclearización.

Ambos países "han decidido suspender todas las actividades preparatorias para Ulchi Freedom Guardian, el ejercicio defensivo previsto para agosto", detalló este martes el Ministerio de Defensa surcoreano.

"En coherencia con el compromiso del presidente (Donald) Trump y de acuerdo con el aliado de la República de Corea (Corea del Sur), las Fuerzas Armadas de EE.UU. han suspendido toda planificación para el 'juego de guerra' defensivo de este agosto", dijo por su parte el Pentágono en un comunicado emitido desde Washington.

La suspensión permanente depende de Pyongyang. La suspensión de los ejercicios fue anunciada por el presidente Donald Trump tras la histórica cumbre que celebró en Singapur la semana pasada con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en la que acordaron que Pyongyang abandonaría su programa nuclear a cambio de que Washington garantice la seguridad del régimen.

No obstante, tanto Seúl como Washington han aclarado que se trata de una cancelación temporal y que una decisión similar con respecto a otras maniobras previstas para más adelante dependería enteramente de la respuesta de Pyongyang a partir de ahora.

El año pasado Ulchi Freedom Guardian se desarrolló del 21 al 31 de agosto en plena escalada de tensión entre Washington y Pyongyang. En la edición de 2017 de este ejercicio participaron 17.500 militares estadounidenses.

Ulchi Freedom Guardian es un ejercicio de puesto de mando basado en una serie de juegos de guerra simulados por ordenador en los que se escenifica un conflicto abierto con Corea del Norte.