Guatemala. Las autoridades migratorias de Estados Unidos y México deportaron en el primer semestre de 2014 a un total de 43.348 guatemaltecos, 7,11% más que los 40.468 del mismo periodo del año pasado, informó este jueves una fuente oficial.

Según la Dirección General de Migración (DGM), entre enero y junio pasado EE.UU. deportó a 28.021 ciudadanos de Guatemala que estaban indocumentados en su territorio, entre ellos 76 menores de edad.

Esa cifra representa un aumento de 11,34% con relación al primer semestre del año pasado cuando las deportaciones de guatemaltecos sumaron 25.167, según las estadísticas divulgadas por la institución en su página de internet.

Mientras que las autoridades mexicanas deportaron entre enero y junio pasado a 15.327 ciudadanos del país centroamericano que buscaban alcanzar el denominado "sueño americano".

Esa cantidad fue apenas superior en 26 casos (0,16%) a los 15.301 guatemaltecos retornados en los primeros seis meses del 2013 de ese país.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, reiteró esta semana en declaraciones a periodistas que su país insistirá ante Estados Unidos sobre la necesidad de que se les conceda a los inmigrantes un Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) similar al trato que reciben los nicaragüenses y salvadoreños.

De hecho, los cancilleres de estos tres países que integran el Triángulo Norte de Centroamérica tienen previsto reunirse este jueves en Washington con representantes del Departamento de Estado para analizar la situación de los migrantes.

Las autoridades guatemaltecas calculan que en Estados Unidos viven 1,8 millones de ciudadanos de este país centroamericano, el 60 % de ellos en condición de indocumentados.