Las ejecuciones del crimen organizado alcanzaron en el 2017 un total de 18,989, este registro es superior en 55% a lo contabilizado en el 2016, además de que el 2017 se posiciona como el año con mayor número de asesinatos de este tipo, afirmó la organización Semáforo Delictivo.

En su presentación de incidencia delictiva del 2017, Santiago Roel, directo de la organización civil expresó que el número de ejecuciones registradas el año pasado equivalen a 75 % del total de los homicidios registrados en el país.

Este porcentaje, agregó, alcanzó su punto más alto el año pasado, ya que en el 2006, año en el que se anunció la lucha directa contra el crimen organizado, el porcentaje de ejecuciones sobre los homicidios dolosos del país fue equivalente a 20%.

En lo particular, sobre cada una de las 32 entidades de la República, destaca el caso de Colima, que mantiene una tasa por cada 100.000 habitantes en materia de homicidios dolosos de 98,5 casos, le siguen Baja California Sur con 75,6 eventos, mientras que en tercer lugar se ubicó Guerrero, con una tasa de 65,4.

Roel precisó que una de las maneras para acabar con la ola de violencia en el país es a través de un cambio de estrategia en el combate al crimen.

Esta última entidad se posicionó como la puntera en ejecuciones del crimen organizado, con un total de 2.011 registros, le secundó Guanajuato con 1.983 y Veracruz con 1.919 registros.  

Sobre los nueve delitos de alto impacto que mide la organización, aseveró Roel, se encontró un aumento importante en ocho de ellos.

Además del incremento de las ejecuciones, el robo a negocio creció 29%, en comparación con el 2016; los homicidios dolosos en general crecieron 23%, el robo a auto se incrementó 16%, lesiones dolosas aumentaron 11%, extorsión 7%, secuestro 2%, robo a casa 1%, en tanto que la violación fue el único ilícito que bajo en promedio 2%.

Roel precisó que una de las maneras para acabar con la ola de violencia en el país es a través de un cambio de estrategia en el combate al crimen, en donde se incluye rehusar a seguir aplicando en México la iniciativa Mérida, la cual reiteró, ha sido el principal factor para el repunte de homicidios en el territorio nacional.