Las Fuerzas Armadas alemanas podrán llevar a cabo operaciones de combate en territorio nacional en caso de una amenaza de "proporciones catastróficas", dijo este viernes el Tribunal Constitucional alemán.

Sin embargo, los soldados no podrán ser movilizados contra manifestantes, agregó la corte.

Hasta ahora, el Ejército solo tenía autorización para actuar como la policía en situaciones de desastre nacional, pero ahora podrá utilizar armas de combate.

"Esto sólo afecta a situaciones excepcionales de proporciones catastróficas", señaló la sentencia del Constitucional.

"El despliegue de fuerzas armadas y el uso de mecanismos de defensa militar específicos solo está permitido como último recurso en tal situación de emergencia", dijo el tribunal.

Alemania ha tenido una relación ambivalente con los militares desde la época nazi, cuando las fuerzas armadas tenían que prestar juramento de fidelidad a Hitler, y por tanto podían ser manipuladas para propósitos políticos.

Los jueces dijeron que la sentencia, que respondía a las demandas de dos estados federales, no afecta a otra anterior de 2006 que consideró ilegal derribar un avión de pasajeros secuestrado.