Bogotá. Los combates registrados este viernes entre tropas del Ejército colombiano y terroristas de la sexta cuadrilla de las FARC, permitieron dejar al descubierto el reclutamiento masivo del que estarían siendo víctimas los indígenas que habitan en los cabildos del departamento del Cauca, límites con el occidente del Huila.

El comunicado de prensa dice que los hechos se registraron en el sector conocido como Tumbichucué, jurisdicción del municipio de Inza, Cauca, durante las operaciones ofensivas contra el grupo armado ilegal.

Durante los combates las tropas lograron dar muerte a un terrorista de sexo masculino, la entrega voluntaria de tres integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia pertenecientes a los resguardos indígenas de la zona, dos de ellos menores de edad y el decomiso de material de guerra.

Los tres individuos fueron trasladados por Aviación Ejército hasta la ciudad de Neiva, donde denunciaron que el jefe de milicias de la sexta cuadrilla, responsable de extorsiones y atentados terroristas en el Cauca, estaba reclutando indígenas de los cabildos de Toribio, Corinto, La Caldera, Muraya y Cabuyas, destaca el informe de prensa del Ejército.

Los menores aseguraron que en los últimos dos meses, cerca de 15 niños, entre los 12 y 15 años, han sido sacados de sus resguardos y reclutados por el grupo terrorista para compensar el número de hombres que han quedado fuera de combate, como resultado de las contundentes acciones adelantadas por la tropa.

Afirmaron que los más pequeños, antes de ser incorporados a las filas del grupo armado ilegal, son utilizados para el transporte de material de intendencia, víveres e instalación de minas antipersonales; acciones delictivas por las que recibían una suma de 15.000 pesos, cuota establecida por el terrorista conocido con el alias de ‘Macho Man’.

El Ejército Nacional hizo un llamado a los gobernantes de cada cabildo y a los padres de familia, para que no teman a la denuncia y le permitan al Estado poder adelantar las acciones pertinentes para evitar que este tipo de casos se sigan presentando y que los responsables sean plenamente identificados y judicializados, destaca el comunicado de prensa.