Con el fin de frenar el accionar de las FARCen el departamento del Cauca el ministro de Defensa ordenó el desplazamiento de cerca de mil hombres y artillería pesada para blindar a la población que ha sido víctima de constantes atentados.

De acuerdo con fuentes de seguridad, la región es estratégica para el tráfico de drogas y de armas, así como para el desplazamiento de columnas rebeldes entre el centro y el suroeste del país.

Los indígenas de la zona, que se han declarado en resistencia civil en medio del conflicto, denunciaron recientemente que están en medio del fuego cruzado de las FARC y los militares.

El batallón de militares que será instalado este jueves tendrá como eje de operaciones los municipios de Caldono, Tacuello, Jambaló, Cajibio  y Caloto, escenarios de combates entre guerrilleros de las FARC y las Fuerzas Armadas.

Por su parte el gobierno acusa a la guerrilla de utilizar a los indígenas y a la población civil como escudos para evitar la ofensiva de las Fuerzas Armadas.