Bogotá, EFE. El Ejército colombiano denunció este martes el hallazgo de seis refinerías artesanales de petróleo en el suroeste del país que atribuyó a colaboradores de las FARC y que supuestamente utilizaban para tratar el crudo que robaban del oleoducto Trasandino.

En un comunicado, el Ejército precisó que presuntos miembros de las "redes de apoyo" a la Columna Móvil Daniel Aldana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) guardaban más de 63.400 galones (medida de unos cuatro litros) de crudo en una vereda cercana a la ciudad portuaria de Tumaco, en Nariño (suroeste).

Según esta institución, estas refinerías artesanales estaban ubicadas en piscinas que "generaban un daño irreversible al medio ambiente y al ecosistema de la región, produciendo un derrame permanente de crudo sobre cañadas y bosques".

La Brigada Especial contra el Narcotráfico, que comanda el general Jorge Mora, fue la encargada del operativo, que fue repelido por tropas de apoyo a la guerrilla lideradas por un hombre identificado como alias "Piloto".

Además, en el mismo recinto había dos cristalizaderos de clorhidrato de cocaína, un laboratorio y un semillero con 35.00 plantas de hoja de coca.

Las autoridades se incautaron de un generador eléctrico, 26 hornos microondas, unos mecanismos conocidos como "marcianos" que hacen parte de las refinerías y un alojamiento para unas 45 personas.

Según la información que han reportado las autoridades, la guerrilla estableció años atrás en Nariño y Putumayo esas refinerías para convertir el petróleo robado en una mezcla entre gasolina y diésel que sirve para procesar la droga.

En los últimos años, tanto las FARC como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) han saboteado las infraestructuras energéticas como oleoductos, y en concreto el Trasandino que opera la estatal Ecopetrol para llevar crudo desde Ecuador ha sufrido numerosos ataques.

Las FARC y el gobierno de Colombia están inmersos en un diálogo de paz en Cuba desde noviembre pasado, y durante este periodo la guerrilla ha desmentido su participación en todos los eslabones del narcotráfico, al matizar que sólo exigen una cantidad a los responsables de cultivos ilícitos bajo su zona de influencia.